Saltar al contenido

Recordando las tramas de Vendrán nuevas primaveras

ATENCIÓN: PELIGRO DE SPOILER. LEER SOLO SI YA HAS LEÍDO LAS DOS PRIMERAS NOVELAS DE LA TRILOGÍA.

Los lectores de literatura fantástica están de enhorabuena. En breve aparecerá publicada Las puertas de piedra, la tercera entrega de la trilogía Crónica del asesino de reyes, de Patrick Rothfuss cuyo primer título apareció hace ya unos cuantos años. Recuerdo haber leído con pasión esa primera novela. Recuerdo haber devorado la segunda. Y recuerdo poco más, sinceramente… Muchos de los detalles, de los eventos y de los personajes que aparecían han desaparecido ya de mi memoria.

Ese es un gran problema cuando se trata de leer series de novelas (trilogías, tetralogías, sagas…). El tiempo pasa entre una y otra lectura y uno olvida parte de las tramas. Precisamente para evitar que el lector tenga ese problema con Palabras bajo el cielo de Dugalia, hoy traigo un resumen para recordar en qué punto exacto quedaron las principales tramas de Vendrán nuevas primaveras, la segunda novela de la trilogía. Así que os dejo con los mismos pero antes os reitero la advertencia del título del post, pues no quiero arruinarte el pastel: NO LEAS ESTE RESUMEN SI NO HAS LEÍDO YA LAS DOS PRIMERAS NOVELAS.

Resumen/recordatorio de Vendrán nuevas primaveras.

Auver: antiguo tesorero de Torrehendida a las órdenes del halcón Chester y de su esposa fue encarcelado por sus robos y escapó tras degollar a Bernard, el carcelero de la villa. Reapareció un tiempo después frente a Sikelia para acusar a Chester de atacar y matar a los vigilantes de una de las minas y robar el oro que el Imperio empezaba a explotar tras la conquista de Piel-de-Agua.

Trig Jakobstad y los isleños:tras asesinar a Balmungin Nárklaus, el sucesor del Viejo Rey, Trig convence a muchos de los habitantes de las Islas de la Miel de recuperar su antigua tradición de las armas y de lanzarse a una oleada de ataques y saqueos contra las costas de Utara.

Durnan, Cora, Alhazred y Hovik: abandonan el Señora del Vaho tras el motín y posterior asesinato de la capitana Liz Soars, llegan a la costa donde se encuentran con unas mujeres, una de las cuales traba combate con Hovik, que consigue derrotarla. Cuando las cosas empiezan a ponerse tensas a parece una anciana que parece conocer a Alhazred.

El barón Randall y Rick-Isoloth: Gunila convence a Rigar de unir fuerzas y plantar cara a las huestes del barón Randall que se aproximan hacia el Seculado, pero el día de la batalla Gunila no aparece y por parte de la Fe se presenta a la batalla tan solo un ejército de voluntarios sin expeiencia en la batalla. El barón Randall consigue una sonora victoria, pero por la noche Rick entra en su tienda y lo estrangula. Acto seguido convierte en soñadores a las tropas de Randall que habían sobrevivido al combate.

Rasenne: poniendo como excusa los rumores que hablan de movilizaciones de guerreros desde las Islas de la Miel, pide permiso al barón Randall para partir hacia el norte para contactar con los isleños de cara a establecer lazos para el futuro.

Vulco: después de ser rescatado del mar por un ermitaño llamado Neb pasa una temporada con él en su cueva de los acantilados tras lo cual recupera las ganas de vivir y reemprende su viaje hacia su hogar Brumalia. Sabe que debe volver allí, que algo está ocurriendo, pero ignora qué puede ser. Neb le ayuda a llegar hasta un barco y paga el pasaje para que lo lleven hasta Brumalia.

Basiana: sacerdotisa de la Fe residente en Campoestelar. Da aviso a los habitantes de la ciudad advirtiéndoles del ataque que van a sufrir; la noche en la que los soñadores atacan Campoestelar a encuentran vacía. Basiana ha visto el ataque en sus visiones, visiones que se están volviendo cada vez más agudas y más potentes pero que al mismo tiempo le han llevado a flirtear con la locura. Tras presenciar la quema de su ciudad se aleja de allí.

Anthon de Dralin: ocupa el trono del reino tras la muerte de su padre, caído en batalla liderando a los dragones blancos contra Yara la oscura, Urslingen y las huestes de Beriakorz. Decide pactar con los magos y les pide ayuda para defender Rocatrepada. Consiguen resistir el ataque con grandes pérdidas: mueren varios de los magos y se ven obligados a derribar media ciudad para impedir la invasión. Tras el combate aparecen tres personajes desconocidos, son de la tribu de los búhos y su líder es Lannwit Thakur, el señor de dicha tribu.

Corvix y los teaghami: tras ayudar a los dralinenses a frenar el ataque de los clanes bárbaros y perder a varios de los suyos, quedan unidos al reino por un pacto sellado con Anthon cuando este se convierte en rey a a muerte de su padre. Corvix acusa en especial la batalla, que le pasa factura por su delicado estado de salud.

Mesala: vence al halcón Firuz y logra apresarlo, pero dos señores traidores lo liberan por la noche. Mesala consigue atrapar y ajusticiar a los traidores pero no logra dar con Firuz. Sigue con el objetivo en mente de regresar con su ejército a Páramo del Viento para romper el asedio que sufre la capital.

Dan: dignatario de uno de los sistieris de Piel-de-Agua, trata de frenar el ataque del ejército carmesí, pero su estrategia de invocar al Dios Gusano acaba en un desastre que trae la destrucción sobre la ciudad. Está a punto de morir sepultado bajo las ruinas del templo de dicho dios pero finalmente se salva para ver cómo el enemigo está terminando de conquistar las ruinas de la ciudad.

Harrell de Nodielan: uno de los señores de la Línea de Straten. Ante la falta de un acuerdo común para afrontar el avance de las tropas carmesís decide emprender un peligroso viaje hacia Páramo del Viento para tratar de convencer a los señores rebeldes del sinsentido de mantener una lucha contra la corona cuando el extremo este del reino está siendo atacado por un enemigo tan poderoso como el Imperio Carmesí.

Emperatriz Sikelia: la ciudad del lago ha caído ante las fuerzas del imperio y los conquistadores se han hecho con las minas de las cercanías y ya están sacando el oro de allí para su propio beneficio. Sin embargo todo cambia para Sikelia cuando se produce una revuelta instigada por Táner Dimir y la emperatriz debe huir dejando tras ella a los fieles del clan de los Kars que se encargan de cubrir su retirada. Sin saber quiénes son los traidores y qué familias se han sumado a la conjura escapa y se pierde en las profundidades del Valle Blanco.

Princesa Elliabel: ambas están en la fortaleza de Murosalado, al oeste de Utara. La princesa fue sacada de Veinalia y custodiada hasta allí donde planean protegerla hasta que dé a luz al heredero del trono.

Aisha la siglar: consigue atraer a Elliabel a Murosalado para que se resguarde allí hasta dar a luz, sin embargo parece llevar algún asunto más entre manos a parte de la mera protección de la princesa.

Yara la oscura y Urslingen: la férrea defensa de os dralinenses con la colaboración de los teaghami frena el intento de invasión de los Clanes de la Luna Sangrienta. Durante el ataque Urslingen es lanzado a las profundidades de la garganta del Gran Sierpe sobre la cual se alza Rocatrepada y nada se sabe de Yara tras el fracaso del ataque bárbaro.

Publicado enAutopublicación

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.